top of page

¡Ahora somos Momento Ciudadano!

¡Como lees! Hemos dejado de ser Momento Constituyente.


Desde hoy, somos Momento Ciudadano.


Tomar esta decisión no ha sido fácil. Mal que mal, el nombre es lo que a cada quien identifica, y nosotros lo hemos llevado orgullosamente desde inicios del 2020, cuando decidimos que queríamos aportar desde la educación a una democracia más robusta y al desafío constitucional que enfrentábamos. Mucho ha ocurrido desde entonces: tres plebiscitos, dos procesos constituyentes, una elección presidencial y una pandemia global, por nombrar sólo algunos hitos. 


Es cierto que el momento constituyente –ese momento en que descubrimos que no estamos satisfechos con el orden de nuestra vida en sociedad y, por lo tanto, decidimos hacer algo para cambiarlo– se ha cerrado. Pero en ese camino, aprendimos que, como país, estamos dispuestos a enfrentar crisis enormes con las herramientas de la democracia. A la vez, descubrimos lo poco familiarizados que estamos con esas herramientas. Fueron años en que nos hicimos conscientes de cuán importante era el tomar decisiones en comunidad, pero también de lo difícil es lograrlo, y de que verbos tan sencillos como “conocer”, “participar” o “dialogar”, no son tan fáciles cuando queremos ponerlos en práctica. ¡Y no por falta de ganas! Muchas veces, simplemente por falta de costumbre y porque no hemos tenido suficiente oportunidades para aprenderlos.


Por todo eso, es que aún queda mucho trabajo por delante si lo que buscamos es una democracia robusta, participativa y capaz de resolver los problemas de las personas. Dar mayor centralidad a la educación para la ciudadanía es clave en ello y, como Momento Ciudadano, queremos ser parte de ese esfuerzo. Un esfuerzo por brindar las herramientas que permitan que una educación realmente cívica, ciudadana y democrática no sea el privilegio de unos pocos, sino que un mínimo para todos. Un esfuerzo por comprender que “educarnos” no es un requisito para poder participar políticamente, sino algo que hacemos día a día, para que la propia vida y la de nuestra comunidad mejoren. Un esfuerzo por probar que, desde la educación, también es posible defender y fortalecer la democracia, los derechos humanos y la sana convivencia social.

 

Hoy, es momento de una nueva etapa.


Es momento de aprender.


Y es momento de poner esos aprendizajes al servicio del país que queremos.


Por todo eso y más… es Momento Ciudadano.


26 visualizaciones

Comments


bottom of page